Ostioneros celebra su primer triunfo de la temporada
Ostioneros y Rayos incendian el Gimnasio del Estado en el segundo de la serie
marzo 13, 2016
Dan espectáculo en el ‘Tsunami’
marzo 16, 2016

Ostioneros celebra su primer triunfo de la temporada

Martes 15 de Marzo. Ante un tsunami que como ya de costumbre se vivía gran ambiente, Ostioneros celebra su primer triunfo del Cibacopa 2016, contra los Vaqueros de Aguaprieta.

 

En un partido que de inicio a fin fue dominado por Ostioneros, dándole pocas oportunidades a Vaqueros de ponerse arriba en el marcador. Demostrando que Maurice Riddick tiene un plan y está empezando a dar frutos.

 

Las nuevas caras ya se empiezan a acoplar con los ya históricos de casa. Un Mike Dabney que tuvo una noche espectacular y el recién llegado Devin Green que sin duda se llevó la noche.

 

Jerome Habel demostró que está recuperando el nivel que lo convirtió en el icono del equipo, que ya en partidos anteriores había dado buenas aportaciones a la defensiva y ahora también lo hizo a la ofensiva aprovechando los «Alley Oops» que en un par de ocasiones le pusieron sus compañeros esta noche.

 

El ya conocido de casa Daniel Girón aportó también mucho al equipo aunque solo se haya visto reflejado en 8 puntos, pero en más de una ocasión recuperó balones y dio asistencias clave en los contraataques.

 

Por parte de Vaqueros de Aguaprieta demostraron que la especialidad de su ofensiva son los tiros de tres puntos, ya que además en todo el partido se vieron obligados a utilizar este recurso en repetidas ocasiones.

 

El máximo anotador de la noche fue Mike Dabney con 29 puntos, una cifra que no se ve todas las noches, seguido de Justin Bocot con 20 puntos, Darrel Green 18 puntos y el capitán Jerome Habel con 16 puntos.

 

Por parte del equipo dirigido por Contreras, Ashton Gibbs con tiros de larga distancia acumuló 22 puntos. Su capitán Brandon Heredia tuvo destellos de buen baloncesto pero no pudo darle la claridad suficiente a su equipo para remontar el encuentro.

 

El marcador final fue de 94 a 85 y en general Ostioneros de Guaymas dio un gran espectáculo, recuperando rebotes, interceptando pases, haciendo contraataques ráfaga, clavadas espectaculares y gozando de amplia ventaja en el último periodo.

 

Un partido que le da tranquilidad a un conjunto que venía de dos derrotas ante los Rayos de Hermosillo pero mostrando buen basquetbol y ya se veía que era cuestión de tiempo para que las piezas  del equipo se empezarán a entender más y más entre sí.
Mañana viene la continuación y conclusión de este capítulo, en el segundo de la serie, con unos Ostioneros que han obtenido gran confianza.

Comments are closed.